Identificación de correos fraudulentos

Nunca responda a ningún correo electrónico que solicite su contraseña de enovanca.

Los intentos de fraude a clientes de diferentes entidades financieras, mediante el correo electrónico han proliferado recientemente. Esta técnica de fraude es conocida como phishing y consiste en suplantar en mensajes de correo electrónico la identidad de una entidad financiera invitando a los destinatarios a introducir sus claves secretas en formularios falsos con el fin de almacenarlas y utilizarlas posteriormente.

En este sentido, nuestros clientes deben saber que enovanca nunca solicita ni solicitará dichas claves secretas por correo electrónico. Además, los códigos de autorización de operaciones deben utilizarse únicamente dentro del entorno seguro de enovanca.

Con el fin de evitar el phishing siga las siguientes Recomendaciones de Seguridad:

Los ataques denominados phishing usan correos engañosos y servidores fraudulentos con la intención de engañar a los usuarios de servicios de internet. Su objetivo, cuando se dirigen a clientes de entidades financieras, es intentar que éstos divulguen sus datos, como el número de la tarjeta de crédito o las claves de acceso (PIN).

El método es sencillo, consiste en diseñar una web fraudulenta, a imagen y semejanza de la web original, intentando hacer creer al usuario que está conectado a su entidad de confianza. Por otro lado, se envían correos, normalmente al azar, con el fin de que los usuarios se conecten a su web a través de un enlace. Al conectarse a la web fraudulenta se les piden los datos financieros o personales.

Para evitar posibles fraudes de phishing es conveniente saber que:

  • enovanca nunca pide por correo electrónico ninguna información financiera a sus usuarios, como contraseñas, números de tarjeta o claves personales (PIN)
  • En caso de duda, y sin facilitar dato financiero alguno, es necesario ponerse inmediatamente en contacto con nuestro servicio de banca telefónica a través del teléfono 91 258 66 00.